Como quitar el mal aliento rápido con bicarbonato y limón

20 Jun

Las visitas regulares al dentista y la higiene oral correcta son críticas para la salud bucal. Te enseñamos cómo remover el mal aliento y la halitosis con remedios caseros que puedes estudiar.

Posiblemente el dentista sienta el aliento de tu boca y el de tu nariz, y clasifique el olor según una escala. Ya que la parte posterior de la lengua es comúnmente el comienzo del olor, el dentista además puede rasparla y clasificar el olor.

También te puede interesar:

¿Cómo acabar el mal aliento con remedios naturales? Los remedios naturales tienen la posibilidad de marcar de mejorar enormemente tu higiene oral con el tiempo, cuando se utilizan adjuntados con cuidados dentales cotidianos y visitas al dentista.

 Adopta estos hábitos simples, pero eficaces para tratar el mal aliento.

Como quitar el mal aliento de forma rápida

Como quitar el mal aliento de forma rápida

Para eliminar el mal aliento, impedir las caries y bajar la posibilidad de padecer anomalías de la salud de las encías, mantén siempre una impecable higiene bucal.

Uno de los tratamientos más utilizados para el mal aliento puede ser diferente en cada caso. Si se piensa que tu mal aliento se debe a un problema no diagnosticado, posiblemente el dentista te recomiendo que visites a tu médico de cabecera.

Si hablamos de causas similares con la salud bucal, el dentista trabajará contigo para guiarte a vigilar mejor esa dolencia. La solucion dental puede incluir: 

Enjuagues bucales y dentífricos

Si tu mal aliento hay que a una acumulación de bacterias (placa) en los dientes, el dentista puede sugerirte un enjuague para la boca que elimine las bacterias. El profesional dental además puede sugerirte un dentífrico que tenga dentro un agente antibiótico para remover las bacterias que causan la acumulación de placa.

Tratamiento de anomalías de la salud dentales

Si tienes una patología de las encías, es viable que te recomienden a un experto en encías (periodoncista). Las anomalías de la salud de las encías tienen la posibilidad de lograr que las encías se replieguen y se alejen de los dientes, lo que deja huecos profundos que se llenan de bacterias causantes de olores.

En ocasiones únicamente una limpieza profesional puede remover estas bacterias. El dentista además podría sugerirte el reemplazo de restauraciones defectuosas de piezas dentales, un caldo de cultivo para las bacterias.

Remedios caseros para quitar de forma rápida el mal aliento

Bicarbonato de Sodio

Agregar 5gr de bicarbonato de sodio en 120ml de agua tibia y realizar gárgaras de 3 a 4 veces al día.

Limón

En 300 ml de agua partir y  exprimir un limón, agregar una pizca de sal y hacer de 3 a 4 gárgaras al día o como enjuague bucal a la hora de acostarse.

Lávate los dientes luego de comer

Llévate un cepillo de dientes al trabajo para utilizarlo luego de comer. Límpiate los dientes con un dentífrico con flúor al menos dos ocasiones al día, principalmente luego de las comidas.

Se demostró que los dentífricos con características contra las bacterias reducen los olores del mal aliento.

Usa hilo dental de manera frecuente.

La utilización adecuada del hilo dental descarta partículas de comestibles y placa bacteriana entre los dientes y contribuye a vigilar el mal aliento.

Cepíllate la lengua

La lengua tiene dentro bacterias y cepillártela con precaución puede disminuir el mal el olor. La gente que tienen una lengua recubierta de un desarrollo importante de bacterias (por fumar o por sequedad de boca, por ejemplo) tienen la posibilidad de favorecerse con la utilización de un rascador lingual.

O utilizar un cepillo de dientes que tenga un limpiador de lengua incorporado.

Limpia  los aparatos de ortodoncia y tu dentadura postiza  

Si usas un puente o una dentadura postiza, límpialos totalmente por lo menos una vez por día o según lo que te señale el dentista. Si tienes un retenedor de ortodoncia o un asegurador bucal, límpialos siempre que te los ubiques en la boca.

El dentista puede sugerirte el más un buen producto de limpieza.

Evita la sequedad de boca

Para sostener la boca húmeda, deja de fumar y bebe mucha agua: no bebas café, refrescos ni alcohol, que tienen la posibilidad de ocasionar una boca más seca. Mastica goma de mascar o chupa un caramelo (preferentemente sin azúcar) para alentar la saliva.

Para la sequedad de boca crónica, el dentista o el médico puede recetar una elaboración de saliva artificial o un medicamento oral que estimule el fluído de saliva.

Ajusta tu dieta

Impide comer cebollas y ajo que tienen la posibilidad de provocar mal aliento. Comer varios comestibles azucarados además se relaciona con el mal aliento.

Compra con frecuencia un cepillo de dientes nuevo

Cambia tu cepillo de dientes cuando esté desgastado, cada tres a 4 meses precisamente, y escoge un cepillo de cerdas suaves.

Programa visitas dentales regulares

Visita a tu dentista de forma regular, por lo general dos ocasiones por año, para que revise y limpie tus dientes o dentadura postiza.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *