A que se debe la falta de deseo sexual en la mujer: Causas

20 Jun

Alguna vez te has preguntado ¿Por que una mujer deja de sentir deseo sexual? ¿Y como aprender a activar el deseo de esa mujer que amas? En este articulo tratare de responder a estas incógnitas y a muchas mas.

A que se debe la falta de deseo sexual en la mujer

Los resultados positivos de una vida sexual  activa y exitosa, son incontables. ¿Qué es lo que te excita? y además mantenerlo vivo, son dos puntos indispensables que se alcanzan con la costumbre.

También te puede interesar:

Pero, ¿de dónde viene la libido?

Diferentes causantes físicos y psicológicos, intervienen en el “disparo del deseo sexual” como educación, fantasías, sentimientos, estado hormonal, etc. La libido femenina cambia de acuerdo con la edad.

Incrementa con el tiempo, alcanzando la madurez sexual hacia los 35 años. Pero más que nada incrementa con la vivencia.

Los estrógenos y la testosterona  son las hormonas del deseo sexual.

Las mujeres adolescentes tienen más proporción de éstas hormonas, por eso su deseo sexual es alto y fuerte.

Las oscilaciones hormonales del período menstrual habitual de la mujer, influyen en la intensidad del deseo femenino. A lo largo de los días que se presenta la ovulación, hay un pico de estrógenos, que incrementa la libido (excepto si su usan anticonceptivos hormonales).

Durante el embarazo, el deseo sexual incrementa, debido al incremento de las hormonas. Tras el parto, se segrega la hormona anti deseo: la prolactina (hormona de la lactancia) y puede bajar la libido.

Durante la menopausia, disminuyen las hormonas y ello trabaja negativamente en el deseo sexual. Además, la reducción de los estrógenos, hace sequedad y adelgazamiento de las paredes vaginales, se pierde el tono muscular, la firmeza y flexibilidad.

Todo ello otorga lugar a tirantez y mal con la penetración.

La disfunción sexual

Se define como la sepa o reducción importante del interés o deseo sexual/excitación sexual, que se encuentra en la mayor parte de las relaciones sexuales, persistente un mínimo de 6 meses, que causa angustia clínicamente importante y variación en el confort o adversidades en las relaciones entre personas.

Una reducción “ligera” del interés sexual, no es considerada disfunción sexual. Esto impacta a toda mujer, a cualquier edad. La prevalencia de la disfunción sexual en la mujer se cree que puede oscilar entre el 25% y el 63 %, y sólo una tercera parte de ellas, consulta con un experto.

Por esto es elemental una actitud proactiva del profesional,  porque por lo general, la comunicación espontánea de parte de la tolerante, es muy baja.

Tendemos a asociarla con la postmenopausia, de hecho, el 50%-86% de las mujeres van a tener disfunción sexual en la peri y en la postmenopausia, pero perjudica a todas las edades: 27% (entre 18-44 años) y 45% (entre 45-64 años).

Un mito muy sonado es en el que se menciona que la mujer tiende a tener una apetito sexual menor que el del hombre.

Sí es más fluctuante, en relación del estado hormonal y de cuestiones psicosociales como nuestra rutina de una relación, el estrés, la carencia de agrado o comunicación con la pareja, el “aburrimiento sexual”, la pérdida del interés por la pareja, y esto no debe malinterpretarse con la carencia de libido.

Es popular que el motor del sexo está en el cerebro, relacionado a emociones. En las relaciones sexuales el agrado personal con ellas es más relevante que el número de encuentros sexuales.

Llevar a cabo comparaciones no sirve, la valoración del agrado personal, es más relevante.

¿Qué factores influyen en la pérdida del deseo sexual o libido en la mujer?

La sepa de deseo sexual tiene la posibilidad de tener diferentes causas, interrelacionadas entre sí.

Físicas

El cansancio físico, la carencia de sueño, la fatiga por patologías o las propias patologías (cardiovasculares, endocrinológicas, neurológicas…) influyen en la libido de la mujer.

Personales

Relación con la pareja: los profesionales apuntan que en la mayor parte de las situaciones la carencia de deseo sexual de la mujer radica en la conflictividad con la pareja, el distanciamiento, el aburrimiento y la carencia de comunicación-confianza entre los dos.

Alguna debilidad psicológica en la pareja se reflejará en la líbido femenina, que es más susceptible en éstos casos que la masculina. Ésta circunstancia emocional es un círculo vicioso: Si no se está a gusto  baja el interés de uno por el otro no hay ternura hay alejamiento no hay apetito sexual.

Los profesionales apuntan que en la mayor parte de las situaciones la carencia de deseo sexual de la mujer radica en la conflictividad con la pareja.

Existen personas que se juntan que juntan sin ni siquiera sentir una atracción sexual y menos pasión.

Otras tuvieron una deficiente educación sexual, lo que supone la presencia de tabúes y la imposición de parámetros en la relación sexual o la incapacidad para excitar a la pareja.

En otras ocasiones se establece una pelea de poder por el gobierno del hogar. Son muchas las ocasiones que tienen la posibilidad de crear el distanciamiento o la confrontación y en cualquier situación la insatisfacción.

Y si a eso se le agrega la carencia de comunicación y la sepa de cooperación, el inconveniente se incrementa.

Stress y cambios de vida indispensables, como perder el trabajo, tener y que hacerse cargo de los hijos, cambiarse de casa o localidad, trabajo de alta compromiso, eventos emocionantes pueden sustituir el interés sexual por otros intereses.

El stress, generalmente, puede crear falta de sueño, falta de concentración, inicio en el hábito de fumar, ganar peso factores,  todos ellos, que trabajan negativamente en la libido de manera sin dependencia.

Psicológicas

El cerebro tiene bastante poder sobre la libido. Es el motor del sexo. Tener una cabeza abierta no tiene relación con la edad física, influye más bien en la “edad sexual”.

  • Patologías psíquicas, depresión, ansiedad, conflictos personales
  • Educación sexual deficiente relacionada a tabúes
  • Baja autoestima; cuando una mujer no está acorde consigo misma, negativiza la imagen que tiene de su cuerpo, ejemplo de esto, las mujeres con exceso de peso

Hormonales

  • Estrógenos y Testosterona bajos.
  • En algunas mujeres al usar anticonceptivos hormonales lo que hacen es inactivar sus hormonas naturales y como consecuencia apagan su libido.
  • Tiempo de lactancia: la vida sexual de una mujer que dio a luz, se ve apagada por causas hormonales (la prolactina que se produce a lo largo de éste tiempo trabaja negativamente en la líbido), aunque además la carencia de sueño y el precaución del niño recién nacido puede distanciar a la pareja.

Estilos de vida poco saludables

  • Ejercicio y estar en buena forma física y mental, mantiene una habitual libido y, por consiguiente, una vida sexual plena. Lo opuesto perjudica negativamente.
  • El alcohol, merma la libido de la mujer. Tomar una copa puede incrementar el deseo sexual, pero tomadas en exceso, decrece la libido.

Ingesta de medicamentos

  • Antidepresivos (Se ha dicho que los antidepresivos activan la serotonina, quien es la encargada de inhibir el deseo sexual).
  • Anfetaminas, cocaína, morfina 
  • Ansiolíticos
  • Antihipertensivos

A que edad la mujer deja de tener deseos sexuales

Según las estadísticas la mayoría de las mujeres deja de practicar el sexo a partir de los 65 años.

De acuerdo con la popular autora y sex coach Sylvia de Béjar, “nuestras ideas sobre qué es el sexo y cómo ha de trabajar nuestro cuerpo se forman a lo largo de la juventud, cuando comenzamos a practicarlo, y nos cuesta desprendernos de esa imagen, por lo cual solemos cuadrar mal los cambios”.

No obstante, lo lógico sería comprender que nuestro cuerpo evoluciona y nuestra sexualidad además, «debido a que no tenemos la posibilidad de esperar que el organismo responda igual a los 20, que a los 30, 40, 50, 60 o más, porque no somos la misma persona y, seguramente, además de requerir diferentes cosas, nos gustarán otras ”.

Para reforzar en esta iniciativa, pedimos a los profesionales que describan, en líneas en general, cómo es la sexualidad en cada etapa de la vida.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *